¡Comer fruta es divertido y delicioso!

Considero la fruta una de los grandes milagros de la naturaleza. Dulce, sabrosa, saludable, variada… ¡pero si es hasta bonita! No entiendo en qué momento se le ocurrió a alguien inventar las chucherías, teniendo fruta (llamadme repelente). Cuando vivía con mis padres, en mi casa siempre se comió muchísima fruta, es una de las costumbres que más agradezco que me hayan transmitido y que yo he establecido también en #Villamotera. Además, con lo concienciada que estoy últimamente con la alimentación, la fruta está tomando aún más protagonismo en casa.

Por eso, en el post de hoy, en colaboración con Lékué, os traemos algunas ideas para presentar la fruta de una manera más divertida y diferente a la habitual, porque sé que algunas os cuesta más que se la coman. ¡Espero que os ayude!

Es bien sabido que la fruta es un alimento excelente y muy necesario, no solo por sus propiedades sino también por su sabor y por lo refrescante que es. ¿A quién no le apetece una pieza de fruta cuando hace calor? Y aunque es muy fácil de tomar, para los más pequeños no siempre es la primera opción como tentempié, postre o merienda.

¿Quieres hacer recetas atractivas, vistosas y divertidas? Te proponemos diferentes minirecetas para que, tanto tú como los niños de la casa, podáis disfrutar de la fruta de una manera original y deliciosa. ¡Os encantarán!

Pinchitos de fruta

Los pinchitos son una manera muy conocida de presentar la fruta, pero siempre se puede ir un poco más allá y hacerlos más atractivos. Una buena idea es preparar la fruta en forma de bolitas con una cuchara parisina, también llamada sacabolas, y preparar brochetas con ellas. Por ejemplo, una bolita de mango, una de sandía, una de melón… y añadir algunas frutas que ya tienen esta misma forma, como los arándanos, las uvas, las frambuesas o las moras.

Puedes ofrecerlos así o servirlos con un poco de chocolate fundido por encima, ¡delicioso! Aunque si los quieres presentar como postre en una comida o una cena, hacer una fondue con estos pinchitos es genial e infalible para que les guste a todos.

Piruletas de fruta

Hacer piruletas de fruta es tan fácil como cortar la fruta que escojas en trozos más o menos grandes, aunque queda mucho mejor cortarla con la ayuda de un molde para galletas que tenga alguna forma especial: un coche, una estrella, algún animal… Elimina la cáscara, pepitas que pueda tener y después pínchala con un palito.

Para hacerlas más especiales, en alguna fiesta de cumpleaños, por ejemplo, puedes decorarlas con algún topping. Derrite un poco de chocolate y espárcelo sobre las piruletas. Puedes añadirles, si quieres, unos trocitos de frutos secos o coco rallado. Déjalas reposar en la nevera para que la guarnición quede bien fijada, ¡y a comer!

Prueba a hacer piruletas de kiwi, manzana, melocotón, plátano… Aunque las mejores opciones para moldear las piruletas son el melón, la sandía o el mango.

Helado casero

Comer la fruta en forma de helado es lo más, porque es tan rico como saludable. Para hacerlo solo necesitas pelar, cortar y triturar los ingredientes, después verter la mezcla en moldes de helado y dejarlos reposar en el congelador unas horas.

Utiliza fresas, plátano, kiwi, sandía, melón, piña, frutos del bosque… ¡están buenísimos! Pero también puedes ser más creativo y mezclar algunas frutas diferentes y hasta puedes añadir hierbas aromáticas como albahaca o menta para darle un toque distinto. ¿Quieres algunas recomendaciones? Nos encanta el de melón y pera, el de albaricoque y manzana, y el de sandía y albahaca. Prueba a hacerlos, ¡seguro que triunfarán! Prepararlos de divertidas formas, como de frutas, o con siluetas graciosas: es una opción más original que encanta a los niños.

Tostadas de manzana

Una manera muy original y llamativa para los más pequeños de comer manzana es prepararla como si se tratara de una tostada. Simplemente tienes que cortar la manzana en rodajas y “untarlas” con ingredientes saludables como frutos secos en crema o picados, coco rallado, chips de chocolate o canela en polvo.

Para la crema de frutos secos, si la compras en el cualquier tienda o supermercado, es importante mirar en la etiqueta y fijarse en sus ingredientes para asegurar que están hechas simplemente con frutos secos. Si prefieres hacerla en casa, es tan fácil como triturar los frutos secos con un poco de agua (ve ajustándola a medida que lo vas triturando), ¡el resultado es delicioso!

¿Quieres algunas ideas? Unas tostadas bien ricas de manzana con crema de cacahuete y chips de chocolate, o con crema de almendras y nueces pecanas troceadas.

Aquí tienes unas ideas para aficionar a los más pequeños a tomar fruta, ya que es un alimento importante y necesario para su correcto crecimiento y desarrollo. Como ya sabes, es un tentempié estupendo a cualquier hora, y si nosotros la tomamos, seguro que ellos también lo harán.

2 Thoughts on “¡Comer fruta es divertido y delicioso!

  1. Verónica on septiembre 26, 2017 at 3:34 pm said:

    la verdad es que opino igual, la fruta es muy importante. suerte que en mi casa tb les gusta mucho y no me suelo tener que pelear pero estas ideas están muy bien. a mi peque le hago triturado de frutas, puré vamos, y el grande todavía le gusta de vez en cuando.

    • Qué bien!! A los míos les encantó dar el paso del puré a la fruta entera, porque se veían mayores, pero también hay veces que les cuesta… cuando veo que estamos muy cansados les hago un smoothie y nos ahorramos mucho tiempo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation