¡De vuelta! Y una noticia…

Lifestyle
16 comentarios

¡¡Buenos días!!

Sí, no estáis viendo visiones, esto es un nuevo post.

Después de unos dos meses de inactividad tengo el firme propósito de retomar el ritmo del blog. Tenía muchas ganas de hacerlo, pero el trabajo, la incansable Julia, esta panza, cada vez más pesada, que arrastro y, por qué no decirlo, la falta de inspiración y a veces de motivación, han hecho que abandonara un poco este espacio que tanto me gusta… Pero ya estoy de vuelta!!

Quería empezar esta nueva etapa dando una noticia que muchos ya conocéis, pero que no había “oficializado”. La verdad es que estoy notando grandes diferencias entre este embarazo y el primero, en cuanto a la importancia que le estamos dando. No me parece mal, creo que es natural que mis amigas no me pidan fotos de la barriga, que nadie se acuerde de cuándo voy al ginecólogo o que a todo el mundo se le olvide que estoy embarazada, en realidad a mi también me pasa.

Por eso, quería dedicarle un pequeño momento de gloria y protagonismo a mi futuro bebé y contaros que es un niño. ¡Estamos esperando un chico!

Si todo sale bien, en dos meses Julia tendrá un hermanito pequeño. Por una parte me habría encantado que hubiera tenido una hermana, algo que yo no he tenido y siempre he deseado. Por otra, también me apetecía probar la experiencia de un niño y por supuesto, estoy feliz por su padre que, diga lo que diga, estaba deseando tener un chico para enseñarle a jugar al fútbol y hacer el bruto.

Pero esto me hace pensar: ¿Es que con las niñas no se puede jugar al fútbol? ¿Es que los niños no pueden jugar con muñecas o cocinitas? Mi respuesta es, rotundamente, sí.

Personalmente he tenido la suerte de que mi padre siempre fomentara el deporte con mi hermano y conmigo por igual y eso ha sido para mi una fuente de satisfacción muy importante (aunque ahora no haga nada, por falta de tiempo o ganas, siempre me ha encantado el deporte y he disfrutado mucho practicándolo).

Por otra parte, creo que los juegos de roles son importantísimos para el desarrollo de nuestros niños y para su futuro. Por eso continuamente me planteo: ¿qué sociedad quiero para mis hijos? Muchas veces nos quejamos (yo por lo menos lo hago) de las diferencias entre hombres y mujeres que se establecen en cualquier ámbito social, pero ahora tenemos la oportunidad, y yo creo que la gran responsabilidad, de cambiar las cosas. No podemos esperar sentadas a que cambie el mundo mientras educamos a las niñas para que hagan de mujercitas de sus casas y a los niños para que sean hombretones que no lloran.

Por mi parte, tengo claro que quiero educar personas iguales en la medida de lo posible (tampoco vamos a negar que hay diferencias entre nosotros y creo que también nos enriquecen). Me gustaría que Julia fuera una mujer independiente y capaz en todo y mi hijo un hombre sensible, que comparta tareas, y sobre todo responsabilidades, a partes iguales con la persona que elija. Por eso pienso que es fundamental que, no solo permitamos, sino fomentemos que los niños jueguen a limpiar, planchar, cocinar y cuidar bebés, exactamente en la misma medida que lo hacemos con las niñas y que acabemos de una vez por todas con los estereotipos tradicionales.

Y vosotros, ¿qué mundo queréis dejarle a vuestros hijos? ¡El futuro está en nuestras manos!

JulieMotera

Que tengáis un gran fin de semana 🙂

16 Comentarios

  1. Pedro says

    Marchando una cocinita para olvido!!!! (no sé si al padre le parecerá del todo bien…)
    Muy buen post!!!
    Besos!

  2. Me alegro tenerte por aquí de vuelta! A ver si esto hace que yo me anime también…
    Mira, yo siempre he pensado en educar a mis hijas dsd la igualdad, pero te digo que ellas mismas son las que te llevan por su camino. B de bebé ere muy “machorra” y ahora es princesita total… Tú crees que a mí me gusta tanto rosa y tantas princesas?
    Un besote, socia!

    • Me he acordado mucho de ti escribiendo este post, tienes que volver, socia!!!
      Por otra parte, lo que me cuentas es respetar los gustos de los niños y ahí creo que está la virtud, en dejarles inclinarse de forma natural hacia lo que les gusta y no guiarles hacia una y otra cosa porque sean niños o niñas… 🙂
      Besos y a escribiir!

  3. María says

    Qué bien leerte de nuevo!
    Enhorabuena!
    Espero que vaya muy bien lo que queda de embarazo y se te haga lo menos pesado posible (literalmente..;-)…)
    Como dice Noemí, los que te llevan por su propio camino son ellos. Yo tengo dos hijas y un hijo. El niño aún es muy pequeño, pero mis dos hijas son polos opuestos. Una solo quiere jugar al futbol, ponerse ropa de deporte, de vez en cuando juega a que se llama Álvaro (me desconcierta…) y la otra solo quiere las uñas pintadas, vestidos de princesas y zapatos de tacón o collares…
    Un término medio me vendría bien, la verdad, porque no me importa que le guste el futbol o la ropa de deporte, pero me gustaría no tener que vivir un drama y una lucha cuando de manera ocasional le intento poner un vestido… El momento chandalismo va a terminar conmigo jajajaja!

    • Hola María!!! Sí, estoy más animada, a ver si voy sacando huecos para escribir de nuevo a un ritmo medianamente razonable!!!
      Te digo lo mismo que a Noemí: yo creo que precisamente lo que hacéis es respetar y educar en la igualdad. A veces veo padres que no dejan jugar a los niños con muñecas o cocinitas por el mero hecho de ser chicos y me da pena… sobre todo porque eso es el germen de lo que luego serán de mayores. En tu caso y como tú dices, tienes para todos los gustos!!!! 🙂 Qué graciosas, tan diferentes… siempre me han llamado la atención los hermanos que, educándose en una misma familia, sean tan distintos. Está claro que estás educando niñas con una personalidad propia!!!! Son especiales.
      Un besazo

  4. Pues la parejita te dirán todos no? jaja

    Creo firmemente en romper con los roles de niño/niña, en que les demos libertad y educación suficiente como para que ellos no hagan esas diferencias.

    En casa a mi hijo le gusta el rosa, tiene una cocinita y sabe mas especias que el padre, ve dibujos que le gustan aunque salgan niñas o muñecas.. es besucón, toca con dulzura a los bebés y cuida a su perrita.. pero además, va a natación, juega al rugby y le encantan los coches y los dinosaurios. Alguien me puede decir si esto es negativo para su desarrollo?.. hay que ayudar a que sean buenas personas, autosuficientes, independientes, con carácter, carisma, y qué mas da con lo que jueguen?
    Tienen que disfrutar, probar, comprender, entender y respetar.

    Un abrazo de una mama de un niño

    • jajaja precisamente eso me dice todo el mundo: “la parejita” 🙂
      Gracias por tu comentario, Miri. Estoy 100% de acuerdo en cómo lo ves y me encantaría que mi hijo fuera tan completo como el tuyo. A ver si hay suerte!
      Un abrazo fuerte…

  5. Enorabuena por ese bebe que viene de camino! Nosotros a Carla tratamos de educarla para que en el futuro sea una mujer independiente, por eso además de la cocinita tiene una caja de herramientas, para que arregle todo lo que se le rompa ; -)

    • Claro que sí!!!!! Estos son los ejemplos que me gusta leer… Gracias por pasarte, Paula! U beso

  6. Que bueno verte por estos lares otra vez, yo también estoy haciendo el esfuerzo por continuar con el blog 😉
    En cuanto al tema que planteas estoy totalmente de acuerdo, aunque es verdad que los niños nos van mostrando lo que les gusta o no, el problema yo creo que es mas la gente de alrededor, he tenido que oír que camila es una machorrona pq le gusta jugar con la pelota en vez de con la muñeca!!! :0 en fin…yo le dejo pelota, moto, muñeca, cocinita…lo que quiera. Y pienso hacer lo mismo con Lucas, y por supuesto van a compartir la moto rosa de camila y el balón de fútbol de Lucas jejeje
    Vas a ser una super mamá!!!
    Muaaa

  7. mamapinta says

    Enhorabuenísima por tu príncipe! Ya verás, vas a tener un enamorado 🙂

    Yo era más de niñas porque he vivido en un matriarcado maravilloso y mi hermana y yo somos uña y carne, pero es que no tenía ni idea de lo que es tener un niño! Me chiflan las niñas pero he de decir que tener un niño es la bomba, es muy divertido y aunque más brutos indudablemente son muy muy tiernos y muy de mamá.

    A mí me educaron en la filosofía juguetes no machistas y como era un poco burra lo asimilé divinamente, era feliz con mis espadas, pistolas (por lo visto no tenían nada mis padres en contra de los juguetes bélicos) mi mesa de carpintero… pero al ser madre me he dado cuenta de que no es lo habitual. Mi hijo pasa total de cocinitas, a los tres meses decía brum brum por la calle ya hora le pirran los dinosaurios y no le hemos orientado en absoluto a ello. Y las niñas que conozco también tienen su rol muy definido de origen, y ven un bebé y se tiran de cabeza. Es algo que me ha soprendido, no sé si gratamente, que vengan ya de serie con gustos tan marcados, claro que eso es independiente de lo que vean en casa como ver a su padre cocinar o a su madre martillo en mano.

  8. Hola Maria!!!!!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, mis niños están acosrumbrados a ver dibus de niño y otros más de niña, además están acostumbrados a ver a su papá cocinar.
    Gonzalo me dice que quiere aprender a hacer crochet cosa que me encanta y Agustín ha heredado de mamá el gusto por la decoración.
    Pero si es cierto que ellos marcan también sus gustos por otro lado cuando ven en mi caso que Agustín es mas sensible que Gonzalo si le han dicho por ejemplo mi hermano que no sea tan sesiblon y yo creo que es maravilloso.
    Yo creo que de esta manera que vemos nosotras las cosas educamos niños más tolerantes y felices.
    Enhorabuena por ese chico y por el post me ha encantado
    Un besazo

  9. Gloria says

    Qué bien un post nuevo!! Y qué ganas de ver al niño sin nombre

  10. Enhorabuena por el peque en camino! Será una nueva aventura, seguro 😉
    Y me encanta ver tanta gente que piensa así! A mi hijo los Reyes le han traído una cocinita este año y la primera vez que planteé la idea en casa, con los abuelos, etc se rieron de mí. ¿Y por qué no? Anda que no disfruta con su cocinita el tío! Y yo feliz de que le guste tanto como los coches y las motos, que le vuelven loco desde siempre.
    Y lo mismo con la ropa. No todo tiene que ser azul o rosa, no?
    Que vaya bien el final de embarazo!
    Espero seguir leyéndote por aquí cuando tengas hueco 😉

  11. Glo matilda mota says

    Enhorabuena por ese niño! Soy seguidora tuya por instagram y me meti buscando esa receta deliciosa del hojaldre con verdura y he leido este post! Yo estoy embarazada de 23 semanas de una niña y el mayor de 2 es un niño y tengo que decirte que con él juego a las cocinitas como los que mas y jugamos con los babies por peticion suya y luego es feliz durmiendo con una moto en cada mano, jugando al futbol y al tenis…y me encanta ver que no hace distinciones ni yo le privo de ello. Hasta juega con sillita de paseo con las motos encima! Y con la pequeña Lola sucedera lo mismo o así lo espero y no me agobia nada que sean diferente sexo por mucho que me digan que guay la parejita aunque que pena que no sea niño para jugar con Jaime. Y yo soy melliza de un niño y toda la vida he jugado con él a todo!!! Asi que ENHORABUENA por todos los lados, no me enrollo mas! 😛

Responder a mamapinta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *