Tag Archives: Decoración

Decoseeker, mi nueva aventura

Siempre he tenido claro que quería compatibilizar mi trabajo con la maternidad. Por ese motivo, hace ahora 3 años, decidí dejar la empresa en la que estaba contratada y empezar una nueva vida como freelance. En este tiempo he aprendido muchas cosas, me he adaptado a la vida de autónoma, que no es fácil, he disfrutado mucho y también he pasado por épocas muy duras con mucho trabajo, que me han hecho cuestionarme si realmente estaba haciendo lo correcto (no había dejado el mundo de la empresa para trabajar los fines de semana, yo quería poder dedicar más tiempo a mi familia y esto, hasta que no aprendes a decir que no, puede convertirse en misión imposible).

Pero independientemente de que hayas aprendido a vivir como trabajador por cuenta propia, con sus ventajas y sus inconvenientes, la naturaleza del trabajo que desempeñas es clave para lograr la conciliación y, en mi caso, mi profesión es muy exigente y constantemente invade la vida personal. Por eso, siempre he soñado con conseguir ganarme la vida y sentirme realizada de una forma más compatible con mi familiaunspecified-4

Y todo este rollo ¿por qué?

Pues porque hoy vengo a contaros que me he embarcado en un nuevo proyecto. Pero dejadme que os cuente la historia…

Hace algo más de un año, Ainhoa, que no encontraba trabajo, decidió buscárselo por su cuenta y montó una tienda online de decoración a la que llamó Decoseeker. Pocas semanas después de abrirla, le surgió una oportunidad laboral irrechazable  que aceptó. Estuvo más o menos un año trabajando a la vez que trataba de sacar adelante su negocio online, pero al cabo de ese tiempo se dio cuenta de que la tienda necesitaba más dedicación para funcionar, así que con mucho dolor, decidió buscar otra persona que tuviera más tiempo que ella para encargarse del negocio.

No es que el tiempo sea un bien precisamente abundante en mi estresada existencia, pero al final de esta historia me hago copropietaria de Decoseeker, junto con mi amiga Sandra, a la que cada día quiero más 🙂 Pero por no entrar en más detalles, digamos que se alinearon los planetas y tuvimos que aceptar este reto que nos puso el destino delante.

Llevamos unos meses trabajando en la reapertura de la tienda, le hemos cambiado la imagen, hemos renovado el stock con nuevos productos y le estamos poniendo mucha ilusión. El pasado 20 de octubre Decoseeker abrió de nuevo sus puertas virtuales y hoy os quería presentar este nuevo proyecto en el que me he involucrado.
decoseeker-web-38

Hemos hecho una selección de productos especiales. No tenemos grandes muebles, pero encontraréis un montón de complementos para crear casas con estilo. Personalmente, me encanta la pequeña sección de objetos de diseño, que poco a poco iremos llenando con productos creados por diseñadores españoles y que merecen un rincón de honor en nuestra web.

Siempre había fantaseado con la idea de montar un negocio online, de ponerme mi propio horario y poder pasar con mis hijos todo el tiempo que no están en el cole. Sinceramente, no sé si será Decoseeker lo que me permita conseguir mi objetivo vital, tampoco pensé que algo así llegaría en este momento de mi vida, pero se ha presentado la oportunidad y he decidido probar suerte.

Aunque tengo muchísimo miedo, dudas e inseguridades, estaba deseando compartir esta nueva aventura con todos los que nos acompañáis…

¡Bienvenidos a Decoseeker! metalmadera mesalacuevastudio decoseeker-web-23marca-decoseeker

 

Habitación compartida

Siempre he tenido claro que quería que mis hijos compartieran habitación.

En primer lugar por una cuestión evidente de espacio: solo tenemos tres habitaciones y yo trabajo en casa. En segundo lugar, por convicción. Quiero que compartan espacio, que estén juntos, que jueguen juntos, que duerman juntos… en definitiva, que crezcan juntos

Hemos notado desde el principio que ha sido un acierto. Y creo que hemos conseguido crear un espacio en el que están a gusto y felices. Si quiero tener cinco minutitos de paz para mi (o para hacer una llamada, o para subir una foto a Instagram…) solo tengo que llevarlos a su cuarto y dejarlos a sus anchas. El desastre que me encuentro a la vuelta es siempre monumental, pero compensa.

Si hay una habitación de la casa que me guste, es la de mis hijos. Por eso me apetecía enseñárosla y si no lo he hecho antes, es porque tiene una forma un poco rara y me resultaba muy difícil hacer fotos bonitas. Pero le pedí ayuda a mi amiga Mariu (@gelatinadplata) que es una crack y el otro día se vino a casa con Esther, de @smallbichitos a hacerlas. Juntas son un equipazo y tienen un bonito proyecto de fotografía que se llama Mírame Mamá. Chicas, de nuevo ¡¡mil gracias por vuestra ayuda!!!

Los dueños de la casa destinaron la habitación principal a los niños y por eso tiene este pasillo a la entrada y cuarto de baño dentro. Las perchas triangulares que veis a la derecha son de Kivi´s Family, hechas a mano con mucho mimo, hacen esto y muchísimo más.

La cortina del baño, con mensajes positivos, es de Leroy Merlin. Las estanterías Billy de Ikea están ancladas a la pared por seguridad, algo que nunca me había planteado antes de ser madre, pero que ahora considero básico para evitar que se les caiga encima si se suben o se apoyan en ellas. El otro día me encontré a Julia metida dentro de una balda 🙂 Sesión motera (23 de 45)

La lámina de La Niña Sin Nombre es de las primeras cosas que compré para Julia. Me hizo mucha gracia el mensaje.

El calendario perpetuo es de Lilliputiens y aunque todavía es un poco pronto para entenderlo todo, nos da mucho juego con los dos. Con Julia para hablar del tiempo y de las estaciones. A Alberto le deben saber a gloria las fichitas, porque siempre se las quiere comer.  Sesión motera (30 de 45)

Todavía recuerdo el día en que me enamoré de estas letras de La Casita de Margaux, en Madrid in Love. Su nombre todavía no era definitivo, pero no pude resistir la tentación de llevármelas a casa. Tengo pendiente encargar unas iguales para Alberto, pero nunca saco tiempo 🙁

La guirnalda de banderines es muy especial para mi. La hice junto con mi abuela. Yo iba cortando y eligiendo las telas y ella lo cosió. Fue una de las últimas cosas que hizo bien antes de olvidarse de coser (y de casi todo), porque tiene Alzheimer. Además de tener mucha historia, esta guirnalda me sigue pareciendo la más bonita del mundo 🙂Sesión motera (29 de 45)

El banquito blanco siempre triunfa. Lo vi un día en Zara Home y me lo llevé puesto. Me gustó mucho y recuerdo que no fue nada caro. El cesto de mimbre y colores y la cuna, súper sencilla, como quería, también lo son. Sesión motera (32 de 45)

Los banderines que veis al lado de la ventana tienen las iniciales de mis hijos y son de Bolas Días, una pareja de emprendedores que hacen preciosidades en madera. Y estas láminas de animalitos tan graciosas son de Menudos Cuadros, una boutique de arte infantil online que tiene muchas cosas interesantes. ¡Os la recomiendo! Los marcos blancos son de Ikea. Sesión motera (11 de 45)

Esta original lámpara es de Liderlamp. Su dueña, Teté, es un auténtico encanto y hará realidad vuestros mejores sueños en lo que se refiere a iluminación. Creo que encaja a la perfección con la habitación, es especial, moderna y dulce a partes iguales. Las baldas para cuentos también son de Kivi´s FamilySesión motera (36 de 45)

Estos boxes de colores los compré en Bel&Soph, una de mis tiendas de decoración infantil favoritas. Creo que estuvieron más de un año sin colgar, no sé cómo pude esperar tanto!!

El cambiador, el mueble infantil al que he sacado más partido de todos (sin contar la cuna) y que sigo utilizando diariamente es de Ikea. Debajo siempre tengo a mano pañales, cesta para ropa sucia y otra como basura. Todo muy práctico.

La cómoda de corazones, es de Maisons du Monde. Fue un flechazo, me pareció como sacada de un cuento y me sigue encantando.

Y creo que ya lo habéis visto todo. Lo único que me falta y que aún no he encontrado, es una alfombra. Cada vez pasan más tiempo jugando en el suelo y en invierno se nota el frío, pero todavía no he dado con algo que me encaje en diseño, precio, tamaño… Una, que es así de rarita. Si tenéis alguna sugerencia, será muy bienvenida. 🙂

Ni que decir tiene que jamás este cuarto ha estado tan recogido como aparece en las fotos. Normalmente está lleno de comida de madera, construcciones o muñecos por el suelo. Pero tenía que ponerlo bonito para enseñároslo. ¡Espero que os haya gustado!

Feliz jueves.