Tag Archives: Imaginarium

Nuestros preferidos de Imaginarium

El otro día os contaba aquí cómo hemos hecho la carta a los Reyes Magos este año. Nos juntamos los 4 para ver el catálogo de Imaginarium y recortamos aquellos juguetes que más nos encajaban. La carta la tenemos aún por casa, pero pronto iremos a echarla al buzón para que llegue a tiempo a Sus Majestades.

Hoy os contamos el contenido de nuestra carta, qué hemos pedido para cada uno y por qué…

Para Alberto

Activity Spin Tower

Lo hemos elegido por su versatilidad. Estuvimos probándolo en una tienda Imaginarium y desde el principio los dos se engancharon a este juego. Nos explicaron que es una de las grandes novedades de este año y es muy interesante porque tiene muchas posibilidades, es curioso observar cómo cada niño lo utiliza conforme a su edad. Auguro muchas horas de entretenimiento con él. ¡Me encanta!twister

Patinete Micro 3 en 1

Cuando vamos a la calle, a Alberto le encanta coger el Mini Micro de su hermana, pero le queda un poco grande todavía, así que cuando descubrí este patinete evolutivo, me pareció una gran idea. Tiene tres posiciones para adaptarse a niños de edades entre 1 y 5 años. Este tipo de juguetes, que crecen con los niños, me parecen geniales.

Trenecito de madera 

Un clásico renovado. Siempre me han hecho gracia este tipo de juguetes tradicionales y a Julia nunca le hemos regalado nada así. Cuando vi este tren tan sencillo, me pareció una buena idea para Alberto, porque la verdad es que el pobre tiene pocos juguetes propios (muchos heredados) y siempre anda quitándole los coches y vehículos varios a nuestros vecinos.

trenecito

Para Julia

Sweet House Set

De lo que más triunfa en esta casa son las construcciones, por eso, cuando vi este juguete me encantó, porque le han dado una vuelta de tuerca a las clásicas piezas de encajar o apilar. Se trata de piezas geométricas imantadas para construir esta casita tan mona ¡o lo que se les ocurra! casita

Electronic Cash

Julia empieza a interesarse por la idea del dinero. Es algo que no me gusta nada, pero ya sabéis que la curiosidad infantil es incontenible, así que prefiero encauzar su interés, que intentar negarme. Todavía no entiende bien el concepto de pagar y mucho menos las cantidades (el otro día se enfadó porque quería haber pagado ella la compra de la semana con su dinero, unas tres o cuatro monedas rojas. Por lo menos, generosa me ha salido). El caso es que cuando vi esta caja registradora, me pareció una buena idea para calmar sus ansias económicas. Además, todo lo que tenga botoncitos les fascina, así que creo que será un acierto. cash

Amanda Sweet House

Una de las cosas que más me gusta de Julia es su imaginación. Desde muy pequeña habla a sus bebés como una auténtica madre y últimamente organiza clases de animalitos, a los que da clase Eli, la elefanta rosa de Pocoyó. Por eso pensé que esta casa sería el universo perfecto para contar mil historias y dejar volar su imaginación. Me la imagino horas y horas inmersa en ella.amandacasita

Hace unos días tuvimos la suerte de poder probar todos estos juguetes en casa. Os dejo con este vídeo tan bonito de Ornitorrinco Films  en donde podréis ver un poco mejor cómo son nuestros elegidos y lo bien que lo pasaron los niños.

Y vosotros, ¿qué pedís a los Reyes?

*Post en colaboración con Imaginarium 

Nuestra carta a los Reyes Magos con Imaginarium

Sí, las Navidades están a la vuelta de la esquina. Solo hace falta darse una vuelta por el centro de cualquier ciudad (o por Instagram) para notarlo. Ya apetecen el frío, las tardes en familia y las luces del árbol.

Reconozco que desde que soy madre he recuperado una ilusión navideña que en parte había perdido con el paso de los años. Ahora me encanta que lleguen estas fechas, la ilusión que sentía cuando era una niña se ha transformado en emoción al observar la ilusión de mis hijos y creo que es incluso mejor.

Siempre recordaré la primera cabalgata que vimos con Julia. Realmente no podíamos haber encontrado una cabalgata más pobre que aquella, pero ver la cara de mi niña al pasar las (creo que tres) carrozas, con esa fe absoluta y ese asombro, fue de las cosas más emocionantes que he vivido. Estoy segura de que ni mi marido ni yo olvidaremos ese momento.

En cierto modo, ahí empezó todo. Empezó la ilusión de Julia por los Reyes Magos, se aprendió sus nombres, eligió su favorito (Baltasar), descubrió cuál es el nuestro (Melchor) y desde entonces vive pensando en cuándo volverán… Ahora se le ha pasado un poco la obsesión, pero estuvo varios meses preguntando cuándo vendrían los Reyes otra vez. Sinceramente, pensé que este año se me haría largo, pero no me he dado ni cuenta y aquí estoy, haciendo la carta a los Sus Majestades de Oriente otra vez.

Este año, gracias a Imaginarium, hemos sido más organizados que nunca. Hace unos días nos sentamos en familia a ver su catálogo y elegir lo que más les gustaba. La verdad es que no fue tarea fácil, porque la marca nos encanta y hay juguetes de lo más apetecibles, pero intentamos que valoren las cosas y para eso tenemos que simplificar y elegir aquello que realmente vayan a utilizar y disfrutar.

Como los niños no escriben, lo planteamos como una manualidad e hicimos un collage recortando las fotos del catálogo, pegándolas en una hoja y decorando con washi tape, pinturas y pegatinas. Me encantó sentarme con ellos a ver el catálogo y escuchar a Julia (a Alberto también, pero digamos que no se expresa con tanta claridad 😉 )

Entender qué les gusta y por qué, darte cuenta de que lo que les llama la atención probablemente no tiene nada que ver con lo que tú habías elegido para ellos, negociar, ayudarles a elegir con cabeza… es una actividad que os recomiendo y que creo que en esta casa se va a transformar en tradición.

Os dejo con este vídeo que muestra lo bien que lo pasamos.

¡El lunes que viene os cuento lo que elegimos y por qué!

* Post en colaboración con Imaginarium