Tag Archives: Planes Con Niños

Lo mejor del verano

Ya casi se ha convertido en una tradición. Como cada año después de las vacaciones me gusta hacer un repaso de nuestro verano con mis fotos preferidas. Y ahora que ya está llegando el frío, casi apetece más recordar esos buenos momentos, Además, me hacía ilusión inaugurar la nueva temporada del blog con este post. Estos son mis recuerdos más felices de este verano:

Las playas paradisíacas de las Rías Baixas

Me han dicho que os cuente que en las Rías Baixas se veranea fatal, que hace mal tiempo, que la gente es muy antipática y que se come regular… no quieren que, si contamos la verdad, aquello se llene de gente y en parte lo entiendo, porque la zona es una auténtica maravilla. (Pero oye, yo no os he dicho nada…)

Read More →

El mejor brownie del mundo

Julia es una niña súper curiosa. Todo le interesa, todo lo pregunta y, de verdad, TODO lo quiere hacer sola. Reconozco que me encanta esta faceta suya y creo que la hará llegar muy lejos, pero muchas veces también es agotador. Una de las tareas en las que últimamente le encanta participar es la cocina.

Aprovechando que hace unos días estaban mis padres en casa y nosotros en plena mudanza, les propuse a Julia y a la abuela que nos hicieran algo rico. Me parecía un buen plan para que compartieran tiempo juntas y además tener a Julia entretenida mientras nosotros seguíamos deshaciendo cajas.

El brownie fue lo primero que se me vino a la cabeza. No soy nada golosa, pero el chocolate me encanta y el brownie es mi pastel preferido. Además, en mi casa lo hacen buenísimo. Por eso, hacía tiempo que quería publicar la receta en el blog. Además, tenéis que saber que está testada y aprobada por la gran Cris Ferrer, que es una crack de los fogones. 🙂Además, en casa estábamos deseando estrenar los mini-utensilios de cocina de Mini Home, de El Corte Inglés. Tienen una serie de utensilios perfectos para cocinar con niños, porque son más pequeños de lo normal y además de plástico o silicona, así que se adaptan perfectamente a sus manitas y además, no se rompen si hay accidentes. Vamos con la receta que, AVISO, light no es 😉

INGREDIENTES

  • 250 gr de mantequilla
  • 150 gr de chocolate negro para postres (solo para el bizcocho)
  • 300 gr de azúcar
  • 170 gr de harina
  • 4 huevos
  • 150 gr de nueces troceadas
  • Nata montada o helado al gusto
  • Chocolate y nata o mantequilla para la salsa de chocolate caliente

ELABORACIÓN

Mientras lo preparamos, podemos precalentar el horno a 160º arriba y abajo. Fundimos el chocolate cortado en trozos a potencia baja, durante 2 minutos aproximadamente. Fuera añadimos los huevos uno a uno y vamos mezclando. Añadimos la harina en forma de lluvia. Después, el azúcar y la mantequilla. Preferiblemente que esté a temperatura ambiente, pero si se os ha olvidado sacarla de la nevera, podéis derretirla en el microondas y añadirla al resto de la masa. Por último, echamos las nueces, cortadas en trozos del tamaño que nos guste. Lo removemos hasta que quede una masa uniforme Como veis, ¡nos quedó irresistible! Untamos el molde con mantequilla y volcamos en él la masa. En nuestro caso, utilizamos estos moldes pequeñitos con diferentes formas, que a Julia le encantaron. Además son muy fáciles de desmoldar y el bizcocho quedó perfecto.  Ya lo tenemos listo para cocer. En el horno lo tendremos una media hora, hasta que al pincharlo, el pincho salga limpio. Después lo dejamos enfriar Para la salsa de chocolate: fundimos una tableta en el microondas, añadiendo una taza de agua, a baja potencia y en intervalos de poco tiempo para ir controlando que no se queme. Mezclamos bien y fuera añadimos un poco de mantequilla o nata. Si está muy espeso se puede añadir más agua.

La verdad es que los delantales nos dieron muchísimo juego y los niños se lo pasaron genial imaginando que eran un robot y un vaquero. 

Una vez cocinado, llega la degustación…

Cortamos el brownie en trozos cuadrados y lo servimos con nata montada o helado y salsa de chocolate caliente. En mi casa lo que hacemos es dejar la salsa en una jarrita y cuando vamos a tomarlo la metemos en el microondas para que vuelva a estar lista para tomar. A mí, personalmente, el brownie me gusta con helado de vainilla, pero con nata montada casera también está riquísimo.

Para completar la jornada, montamos una pequeña merienda para Alberto y Julia, que estaba deseando probar su obra de arte. Para ello utilizamos esta mesita tan mona, también de El Corte Inglés, en la que comen genial, porque está a su altura y están súper cómodos. Los individuales, platos y vasos están disponibles en distintos colores, puedes optar por conjuntarlo todo o combinar algunos diferentes. Ya que mi casa es tan blanca, yo me decidí por una combinación alegre y primaveral, que ya hay ganas de calorcito. Julia y Alberto disfrutaron muchísimo, tanto del montaje que les preparamos, como del bizcocho, ¡que estaba riquísimo! Me gusta mucho salir de la rutina de vez en cuando y regalarles experiencias diferentes. Creo que es muy buen plan para toda la familia y además ellos lo valoran un montón. También es verdad que vivo obsesionada con que sean conscientes de que son niños muy muy afortunados y deben valorar todo lo que tienen y viven.  Espero que este post os haya dado alguna buena idea y que os animéis con el brownie. Si lo hacéis, ¡ya me contaréis qué tal!


*Post en colaboración con El Corte Inglés*

Nuestra carta a los Reyes Magos con Imaginarium

Sí, las Navidades están a la vuelta de la esquina. Solo hace falta darse una vuelta por el centro de cualquier ciudad (o por Instagram) para notarlo. Ya apetecen el frío, las tardes en familia y las luces del árbol.

Reconozco que desde que soy madre he recuperado una ilusión navideña que en parte había perdido con el paso de los años. Ahora me encanta que lleguen estas fechas, la ilusión que sentía cuando era una niña se ha transformado en emoción al observar la ilusión de mis hijos y creo que es incluso mejor.

Siempre recordaré la primera cabalgata que vimos con Julia. Realmente no podíamos haber encontrado una cabalgata más pobre que aquella, pero ver la cara de mi niña al pasar las (creo que tres) carrozas, con esa fe absoluta y ese asombro, fue de las cosas más emocionantes que he vivido. Estoy segura de que ni mi marido ni yo olvidaremos ese momento.

En cierto modo, ahí empezó todo. Empezó la ilusión de Julia por los Reyes Magos, se aprendió sus nombres, eligió su favorito (Baltasar), descubrió cuál es el nuestro (Melchor) y desde entonces vive pensando en cuándo volverán… Ahora se le ha pasado un poco la obsesión, pero estuvo varios meses preguntando cuándo vendrían los Reyes otra vez. Sinceramente, pensé que este año se me haría largo, pero no me he dado ni cuenta y aquí estoy, haciendo la carta a los Sus Majestades de Oriente otra vez.

Este año, gracias a Imaginarium, hemos sido más organizados que nunca. Hace unos días nos sentamos en familia a ver su catálogo y elegir lo que más les gustaba. La verdad es que no fue tarea fácil, porque la marca nos encanta y hay juguetes de lo más apetecibles, pero intentamos que valoren las cosas y para eso tenemos que simplificar y elegir aquello que realmente vayan a utilizar y disfrutar.

Como los niños no escriben, lo planteamos como una manualidad e hicimos un collage recortando las fotos del catálogo, pegándolas en una hoja y decorando con washi tape, pinturas y pegatinas. Me encantó sentarme con ellos a ver el catálogo y escuchar a Julia (a Alberto también, pero digamos que no se expresa con tanta claridad 😉 )

Entender qué les gusta y por qué, darte cuenta de que lo que les llama la atención probablemente no tiene nada que ver con lo que tú habías elegido para ellos, negociar, ayudarles a elegir con cabeza… es una actividad que os recomiendo y que creo que en esta casa se va a transformar en tradición.

Os dejo con este vídeo que muestra lo bien que lo pasamos.

¡El lunes que viene os cuento lo que elegimos y por qué!

* Post en colaboración con Imaginarium

13 Recuerdos de verano

Sí, lo sé, soy lenta. Como dice mi marido, tengo mucho cuajo. Me cuesta planificarme y a veces soy poco resolutiva. El caso es que aquí estoy yo: primera semana de otoño y publicando un post sobre recuerdos del verano. No es que me haya dado el aire así de repente, es que ahora, por fin, he podido reunir las fuerzas y sobre todo el tiempo para poder escribirlo. Pero tampoco quería inaugurar la temporada del blog omitiendo esto.

Este en un post casi personal, un rinconcito al que volver para recordar el verano en que Alberto empezó a andar y mi niña se hizo mayor. Esto es el resumen, muy resumido, de mis mejores recuerdos de nuestro verano 2016.

Por orden cronológico, no de importancia, son:

  1. Aprender a bucear. Una de las mejores cosas que he hecho últimamente, una sensación inexplicable, un mundo desconocido y tan diferente al que conocemos… Pero eso os lo contaré otro día con calma.  Buceo diving Buceo diving Buceo diving 2. Las mañanas de remoloneo y risas en familia. En verano hay tantos planes, que tenemos muy poco tiempo para pasar juntos y con calma, así que cuando se alinean los planetas y nos levantamos sin prisas, disfrutamos un montón. family mornings family mornings family mornings family mornings family mornings3. Conocer un mar que se parece a una piscina. Lo del Mar Menor es muy curioso, parece un lago y aunque está muy sucio, las puestas de sol son un espectáculo. mar menor mar menor4. Descubrir un castillo donde habitaron grandes reyes. De camino a Galicia, tuvimos la suerte de parar a comer en Monterrey, localidad que acoge un precioso y bien conservado castillo, el Castillo de Monterrey.  La verdad es que la parada fue una bocanada de aire fresco en medio de nuestro larguísimo viaje. A los niños les vino fenomenal el descanso, pero sobre todo la pequeña aventura que vivimos, descubriendo la fortaleza prácticamente solos. Castillo de Monterrey Castillo de Monterreypuertas duende5. Los enfados de Julia. Son un recuerdo muy importante de este verano. Quiero recordarlo porque a veces me es difícil acompañarla en el proceso de aceptar que nuestra atención está cada vez más dividida entre ella y Alberto. Mi niña, con lo pequeña que es… y lo mayor que la veo. o grove o grove6. Descubrir el paraíso. Galicia es una tierra a la que tengo mucho cariño, pero que suelo visitar poco. Este verano estuvimos unos días por la zona de O Grove y tengo claro que volveremos pronto. Galicia nos acogió con los brazos abiertos y volveremos seguro. galicia galicia 7. Los mejores abuelos del mundo. Más allá de tópicos, creo (de verdad) que he tenido mucha suerte con los padres que me han tocado, pero también tengo que decir que como abuelos se han superado. Esto da para otro post, pero ver a mis padres con mis hijos es una de las cosas más bonitas que me ha traído la maternidad. Lo que se quieren, lo que se piensan, lo que se disfrutan… unamamamotera unamamamotera8. La bici verde de Julia. Después de la típica moto-correpasillos nos hemos hecho con una bici sin pedales, en concreto una Kazam. La verdad es que está muy bien, porque el cambio es muy natural y he leído que son muy buenas para trabajar el equilibrio y no tener que ponerles ruedines después en la bici. El manillar es muy amplio para facilitar el equilibrio y se ajusta, como el sillín. Julia se ha pasado el verano tirándose por la cuesta de las fotos y está encantada con ella, a pesar de los lamentos de su miedosa y anciana madre. Si os gusta, atentas, porque esta noche en mi perfil de Instagram, habrá sorpresa 🙂kazam bikes kazam bikes kazam bikes 9. La vida de aldea. Me encanta que mis hijos vivan la aldea en verano: sus caminos, sus gentes, sus animales… Creo que tiene un gran encanto y es muy enriquecedor para ellos y lo disfrutan muchísimo. Para mi tiene muchísimo valor verles disfrutar de las mismas cosas que yo disfrutaba cuando era niña. asturias asturias asturias asturias 10. La pasión de Julia por el agua. Me sorprende especialmente porque, dentro de lo miedosa que es para algunas cosas, en el agua es muy intrépida y me chifla verla disfrutar así. El verano que viene nadará mejor que yo. bucear bucear 11. El sol reflejado en los ojos de mi niño. Todavía le miro y me sigue sorprendiendo que tenga esos ojos tan verdes. Este verano Alberto se ha hecho más personita y le hemos disfrutado un montón. ¡Está en una edad tan bonita!unamamamotera 12. La playa en familia. Juegos, risas, agujeros y castillos de arena, manzanas y muchas conversaciones en la playa más bonita del mundo. playa de vega Playa de vega 13. Un único atardecer. Cuando tienes todos los atardeceres del verano a tu alcance no valen tanto… unspecified-4

Read More →

Música en directo por la mañana

Estoy segura de que casi todos os acordáis de la primera vez que fuisteis a un concierto. Yo no me acuerdo a quién fui a ver actuar, pero sí las sensaciones que me produjo aquella experiencia con la música en directo. Para mi es de las cosas más emocionantes y evocadoras que existen. Tengo muchos recuerdos de conciertos grabados en mi memoria y creedme, con la mala memoria que tengo, eso es por algo.IMG_1947

También tengo muchos recuerdos de mi infancia ligados a la música. Cenas de fin de semana comiendo pasta y escuchando Renato Carosone, viajes a Asturias cantando canciones de Mecano y Duncan Dhu sin parar, tardes en casa bailando con la música a tope, mi primer tocadiscos heredado o mis discos de vinilo de adolescente… Son recuerdos y sensaciones muy bonitas y tradiciones que quiero fomentar y vivir con mis propios hijos. Por eso, la nueva iniciativa que ha puesto en marcha El País me parece tan interesante. Pero ¿cómo no lo se le había ocurrido a alguien antes?  Read More →

Cutamilla en Familia

Hace tiempo os hablaba sobre la amistad 2.0. Os contaba cómo se puede llegar a tener un nivel de confianza e intimidad muy alto con gente que conoces a través de las redes sociales y se llegan a convertir en amigas…

Hoy os hablo de cómo a veces, esas relaciones traspasan la pantalla y saltan al mundo real.

Cuando empecé a escribir este blog nunca imaginé que ello me haría conocer gente con la que tengo tanta afinidad y me siento tan a gusto. Desde el primer evento en el que me presenté por iniciativa propia, para conocer a muchas #malasmadres, hasta hoy he conocido gente genial y considero que es lo mejor que me ha dado el mundo bloguero.

Por eso, cuando me metieron en un grupo de mamás instagrameras para organizar un finde rural familiar me hizo muchísima ilusión. Con Mariu a la cabeza, Mónica, Clara, Celia, Teresa, Bea, Cristina, Sofía, Mery y yo nos pusimos a pensar en el plan.

Foto: Clara B Martín

Foto: Clara B Martín

El resultado de muchas charlas de Whatsapp fue un fin de semana en la preciosa finca Monte de Cutamilla, que en mi caso tuvo que reducirse a un solo día. Como la fecha elegida estaba a dos semanas de mi Fecha Probable de Parto, no podía comprometerme al 100%, ya que hace unos meses no sabía qué sería de mi en esos días. ¡Pero lo disfrutamos a tope igualmente!

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Podéis ver lo bien que lo pasaron todo el finde en sus respectivos blogs, yo os cuento que el domingo fue un día genial:

Para empezar, las chicas de Crecer con Emoción, prepararon unas actividades relacionadas con la naturaleza y la excursión que haríamos a continuación, para los niños. Aunque Julia era un poco pequeña para participar, creo que disfrutó mucho del entorno y la compañía.

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Ella puso su granito de arena recogiendo todo el material. Parece que me ha salido ordenada!!! 🙂

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Disfruté muchísimo del paseo que dimos por el entorno de Cutamilla: pasamos por el río, vimos vacas, burros, buitres…

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

IMG_4981

Tuve la suerte de que la artista de Clara B Martín me hiciera estas preciosas fotos en medio del camino, toda una aventura y un recuerdo de mi segundo embarazo que tendré siempre. Gracias, Clara!!!

IMG_5226A

Foto: Clara B Martín

Foto: Clara B Martín

Foto: Clara B Martín

Y para reponer fuerzas, nos esperaba un impresionante picnic preparado por Mara Catering, compuesto por un aperitivo buenísimo y unas hamburguesas preparadas con Carne de Cutamilla y hechas en ese momento en una barbacoa al lado del río, todo un lujo!!!

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

Foto: Celia Ahora Soy Mamá

A la vuelta, y mientras nosotros descansábamos, los niños estuvieron un buen rato entretenidos pintando un mural gigante que nos cedió la juguetería Luna de Papel. Gracias chicas, sois una fuente inagotable de recursos y buenas ideas!!!

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Foto: Mariu Trujillo

Como veis fue un día muy especial y lleno de actividades en las que tanto nosotras, como los padres y los niños lo pasamos en grande. Me considero muy afortunada de haber podido formar parte de este grupo y espero que pronto podamos volver a organizar algo parecido. Gracias a todas!!!

Gracias también a dos marcas que tuvieron dos detalles muy bonitos con nuestras familias: Dideco y Faminside, pronto os hablaré de ellas! 🙂

Os dejo con un pequeño vídeo elaborado por Mónica Diago que resume a la perfección el divertido fin de semana que pasamos.

* Miles de gracias a Mariu, Clara y Celia por cederme sus preciosas fotos para el post. 

Teatro para niños y ¡sorteo!

El otro día, estando con unos amigos, hablábamos de la cantidad de cosas materiales que tienen los niños hoy en día y la cantidad de regalos que les hacemos.

No sé a vosotros, pero a mi me parece triste que niños con 4 o 5 años, tengan tantos juguetes que no sepan ni qué pedir para reyes. Por eso para mi, al contrario de lo que pretende fomentar el desafortunado anuncio de Toys R Us, es muy importante que Julia tenga pocos juguetes y que los valore y utilice todos (no sé hasta cuándo podré mantenerme en esta línea, pero os prometo que pondré todo mi empeño).

Pues bien, siguiendo con el tema de los regalos y regalar, yo comentaba que me gusta mucho regalar experiencias. A mi marido por su cumple o aniversarios, le suelo preparar viajes, conciertos o cenitas en sitios especiales. Creo que es una forma de celebrar y disfrutar de las fechas señaladas mucho más interesante que comprar el típico jersey o la típica corbata. Sin embargo, nunca me había planteado que este tipo de experiencias pueden ser también regalos perfectos para los más pequeños. Además, a la vez que les regalamos un rato de diversión, fomentamos su interés por la cultura y el ocio de una forma alternativa.

Julia es todavía pequeña, pero la oferta cultural para niños cada vez es más amplia y hay miles de opciones para pasar un buen rato en familia: talleres, conciertos, mercados, actividades… estoy deseando que crezca un poquito (pero solo un poquito) para poder disfrutar de la cantidad de cosas que se organizan pensando en ellos.

En este sentido, hoy vengo a hablaros de una iniciativa que me ha parecido muy interesante, por eso cuando se pusieron en contacto conmigo para organizar algo chulo, no me lo pensé dos veces. Ellos son Impro Impar. Se trata de un espectáculo teatral de improvisación en el que los niños y niñas del público crean una obra de teatro con los actores.

Tal y como ellos mismos lo definen: “El Teatro de Improvisación es una forma de teatro participativo y creativo donde el público es una parte fundamental porque interviene en la historia de forma activa, creando una obra de teatro muy especial e irrepetible”. ¿¿A que suena guay??

El Domingo 23 de Noviembre harán una función única de “Cuentos Irrepetibles” en Madrid, un espectáculo de Teatro de Improvisación infantil en el que crean la obra con los niños y luego la escriben y la ponen en su web para que puedan volver a leer el cuento que crearon durante el espectáculo.

Si os parece interesante estáis de suerte, porque los chicos de Impro Impar quieren sortear dos invitaciones dobles entre los lectores del blog. Si queréis participar en el sorteo dejad un comentario en este post contándonos por qué os apetece participar en Cuentos Irrepetibles. Tenéis de plazo hasta el viernes 21 a las 12 del medio día. Un poco después de esa hora publicaremos los dos ganadores de las entradas. Pero si no hay suerte y os habéis quedado con las ganas de ir, no os preocupéis, podéis comprar entradas pinchando AQUÍ.

A mi me parece una idea chulísima, personalmente me encanta el teatro de improvisación y admiro mucho a los actores que lo llevan a cabo. Como os he dicho, Julia es aún pequeña para participar, pero si no, no me lo pensaba…

¡¡¡¡¡Mucha suerte a todos y gracias por participar!!!!!


¡Hola de nuevo!

¡Muchas gracias a todos los que habéis participado!

Me habría encantado que os tocara a todos, pero no puede ser… las ganadoras en esta ocasión son: SORTEO

Por favor, poneos en contacto conmigo para que os diga cómo disfrutar de las invitaciones. Y a los demás, parece un plan genial! Siempre estáis a tiempo de comprar las entradas, si estáis interesados, podéis hacerlo pinchando AQUÍ.

¡¡Que disfrutéis mucho!! Y ya me contaréis qué tal la experiencia…

 

Bienvenido, septiembre

En realidad este post iba a llamarse “Wake Me Up When September Ends”…

Septiembre nunca ha sido un mes de mi devoción: se acaban las vacaciones, llega el frío, el moreno se va pronto, la vuelta al cole… (no sigo, ¿no?) Por eso, cuando era una adolescente y volvía a casa después del verano, mis amigas y yo escuchábamos esta canción en bucle para fustigarnos y deprimirnos colectivamente. Un drama, vamos.

Sin embargo, este año la llegada de septiembre tiene un color distinto. Ya os conté el otro día que venimos con energía renovada de las vacaciones. En el horizonte cercano tengo tres planes que me hacen especial ilusión y que quiero compartir con vosotros.   Read More →